Como empresa de seguridad, a menudo nos preguntan cuál es el factor más importante para la protección de los activos de datos de una empresa. La ciberseguridad puede comenzar con la puesta en marcha de medidas como filtros anti-spam, software de detección de fraude, autenticación multifactor y cifrado de archivos. Pero no termina ahí. Es fundamental que las empresas proporcionen formación y concienciación sobre seguridad a sus empleados.

 

El factor humano es el eslabón más débil

 

Las brechas de datos causadas por errores humanos es un problema importante. Los errores de los empleados siguen siendo uno de los métodos de violación más comunes según IDtheftcenter (informe enero 2020). Esto es especialmente así en un entorno basado en la tecnología de la información, donde el correo electrónico y el tráfico de Internet representan la mayor de las demandas sobre la infraestructura de TI.

Los hackers de hoy en día trabajan para explotar estos canales, mediante la elaboración de mensajes de correo electrónico realistas o el compromiso de sitios web, que incitan a los usuarios a hacer clic en enlaces que encubiertamente instalan virus, gusanos, troyanos, key-loggers, y otro código malicioso.

Contrarrestar este tipo de ataques requiere que sus objetivos —los usuarios de la red— sean conscientes de que las amenazas están ahí fuera y tengan el conocimiento para reconocer (o al menos sospechar) cuándo el enemigo podría estar en las puertas.

 

Capacitación periódica en concienciación sobre seguridad

 

Por lo tanto, junto a un sólido programa de seguridad TI, es esencial la formación regular en concienciación sobre seguridad y sobre las amenazas emergentes.

Si le preocupa cómo sus empleados pueden poner su negocio en riesgo, póngase en contacto con nosotros hoy mismo. Le ayudaremos a proteger su negocio y minimizar la probabilidad de brechas de datos causadas por el factor humano.