Los tests de intrusión de aplicaciones web, implican la realización de un proceso de pruebas estructuradas que analizan la integridad y seguridad de las mismas. Se comprueban todos los servicios basados en web potencialmente vulnerables (incluyendo todas las API e interfícies web). Este tipo de tests se realizan mediante la ejecución de los mismos pasos, que un ciberdelincuente podría realizar para poder romper la seguridad de los sistemas y obtener acceso a la información protegida o acceder a estos.  

¿Por qué debería ser una prioridad?

Para cualquier empresa que cree aplicaciones web para otras empresas o organizaciones, los tests de intrusión o penetración son aún más importantes. Los clientes deben de tener una confianza total en la aplicación para poder garantizar su éxito continuo. Si no se localizan las vulnerabilidades que puedan tener las aplicaciones web, la empresa estará poniendo en riesgo su reputación. Las tests de intrusión de una aplicación web, ayudarán a confirmar que esta funciona con el nivel esperado de fiabilidad, funcionalidad, seguridad y rendimiento. Este tipo de pruebas habitualmente se realizan bajo los parámetros y estándares ofrecidos por el Proyecto abierto de seguridad de aplicaciones web de la Fundación OWASP. Esta es una organización sin ánimo de lucro, que trabaja para la mejora de la seguridad en los desarrollos de software y descubrir las últimas vulnerabilidades de las aplicaciones web. Esta organización también permite, obtener una vista del nivel de riesgo para las empresas y ofrece recomendaciones para el desarrollo seguro de aplicaciones y para tratar las vulnerabilidades identificadas.

Durante un test de intrusión, se utilizarán diversas técnicas y procedimientos en las aplicaciones web para poder detectar cualquier riesgo de seguridad existente. Los desarrolladores de aplicaciones a menudo disponen de tiempos de desarrollo muy cortos y pasan por alto la seguridad ya que se centran en el mismo desarrollo, el diseño visual, la gestión de las aplicaciones (algo totalmente comprensible, aunque cada vez más la seguridad debe de ser un punto clave en los procedimientos de desarrollo de las empresas). Todos estos elementos son componentes de una buena aplicación web o móvil. Los tests de intrusión de una aplicación web cubren de forma eficaz, las posibles brechas y vulnerabilidades que puedan existir para que las aplicaciones puedan ser lo más seguras posibles.  

Cual es el objetivo?

El objetivo de un test de penetración de una aplicación web es evaluar la seguridad de la aplicación frente ataques de tipo intrusivo. Esto se realiza mediante el uso de una combinación de pruebas de penetración manuales y automatizadas. A medida que realizamos las pruebas, se buscan fallos de seguridad, amenazas y vulnerabilidades, se resaltan cuáles son y las formas en que se pueden eliminar los riesgos que se han identificado.  

Todas y cada una de las pruebas de penetración que realizamos se llevan a cabo mediante el uso constante de marcos estándares de la industria y aceptados a nivel mundial. Esto ayuda a conformar nuestra metodología de análisis. Como mínimo, el marco subyacente se basa en el Proyecto abierto de seguridad de aplicaciones web de la Fundación OWASP, pero vamos más allá del marco inicial para garantizar que se realicen pruebas completas y profundas. Las aplicaciones web son particularmente vulnerables a ataques externos dado que están diseñadas de forma inherente para ser accesibles a Internet.

Si bien los escáneres automáticos buscan vulnerabilidades conocidas, son incapaces de evaluar el riesgo comercial real. Nuestras pruebas de seguridad de aplicaciones web lo ayudarán a reducir el riesgo de violación de datos, mejorar la productividad, proteger su marca y maximizar el Retorno Sobre la Inversión (ROI) de sus aplicaciones web.

¿Se pregunta si su aplicación web es segura? Habla con nuestros expertos técnicos. Contacta con nosotros aquí.